Pujols gana el premio Muhammad Ali de ESPN por labor humanitaria

0
53

el dominicano Albert Pujols ha recibido reconocimientos en todas partes, incluyendo en el Juego de Estrellas, junto a otro cañonero que lo acompañará en el Salón de la Fama, el venezolano Miguel Cabrera. Pero el miércoles, Pujols fue homenajeado no por sus hazañas legendarias en el campo de juego, sino lo que hace para ayudar a otros fuera del terreno.

Pujols recibió el premio “Muhammad Ali Sports Humanitarian” en los ESPYS en honor a sus esfuerzos por ayudar a personas necesitadas. El quisqueyano es el segundo jugador de las Mayores que recibe el galardón en los últimos tres años. Su compatriota Nelson Cruz fue el ganador en el 2020.

“Por grande que ha sido mi carrera, mi pasión es lo que hago cuando termina la temporada”, Pujols dijo en un video para los ESPYs. “Eso es servir y aportar. Así es que quiero ser recordado”.

Pujols, cuya ilustre carrera de 22 años en Grandes Ligas llegará a su fin cuando concluya la presente temporada, ha ayudado a personas de bajos recursos en la República Dominicana, y también a personas con Síndrome de Down, mediante su Pujols Family Foundation. El servicio de la fundación a la comunidad de Down Síndrome fue inspirado por su propio vínculo a la condición: su hija, Isabella.

“Tenemos programas para algunos de esos niños y para adultos también”, dijo Pujols, “como baloncesto, clases de cocina … y la que más disfruto – me encanta bailar – el baile. Estamos hablando de un salón de baile lleno de 500 a 700 niños y adultos con Síndrome de Down, simplemente gozando”.

Pujols ha conectado jonrones como pocos toleteros en la historia del béisbol. Pero su mayor impacto ha sido fuera del juego, y el premio que recibió el miércoles seguramente ocupará un lugar especial junto a su Premio Al Novato del Año en la Liga Nacional del 2011, sus tres Premios al Jugador Más Valioso, dos Guantes de Oro, seis Bates de Plata, título de bateo de la Liga Nacional en el 2003 y el JMV de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional en el 2004.

A medida que su carrera como jugador llega a su fin, Pujols reflexionará sobre más de dos décadas en las Mayores como uno de los cañoneros más temidos de todos los tiempos. Pero también reflexionará sobre las vidas que ha tocado con sus esfuerzos.

“Es parte de mi responsabilidad, parte de esta trayectoria”, dijo Pujols. “Hacer algo por la comunidad”.