X: la súper app en la que Elon Musk quiere convertir Twitter

0
69

La movida muestra la aspiración de Musk para convertir a Twitter en algo más allá de lo que es en la actualidad. Y el nombramiento de Linda Yaccarino como su reemplazo como CEO, le dará más libertad para dedicarse al desarrollo tecnológico para cumplir su meta.

El interés en una súper app
Cuando se supo la adquisición de Twitter por parte de X Corp., Bloomberg señaló que Musk, en el pasado, había dicho que la compra de Twitter aceleraría la creación de X.

Y cuando se hizo dicha transacción, el pasado 11 de abril, Musk hizo un tweet con una única letra:

Según Forbes, cuando se hizo el negocio, Twitter envió un correo a sus socios explicando “Twitter Inc. Ha sido renombrada como X Corp. A partir de ahora, deberá decir X Corp. en lugar de Twitter Inc. para asuntos contractuales”. El email terminaba con un “X Corp. (antes, Twitter Inc.)”.

De cumplirse su meta, la súper app de Elon Musk podría parecerse a WeChat, la aplicación de mensajería instantánea y plataforma de redes sociales de Tencent en China.

Con 1.000 millones de usuarios, WeChat ofrece una amplía gama de servicios, que va desde chat, pasando por llamadas de videos, hasta transferencias de dinero, servicios de pago en línea y, por supuesto, redes sociales.

Y, aunque aún no hay precisiones sobre cuáles serían las características de X, Elon Musk ha usado como referencia al gigante chino.

“Si estás en China, casi que vives en WeChat. Hace todo, es una suerte de Twitter, más PayPal, más otro montón de cosas, mezcladas en una sola, con una gran interfaz. Es una aplicación excelente y nosotros no tenemos nada así fuera de China”, dijo recientemente.

Elon Musk y la X

No es la primera vez que Musk nombra una iniciativa suya como X. En 1999 cofundó X.com, uno de los primeros bancos de internet que, en 2001, se fusionó con PayPal.

Ashlee Vance, autora de Elon Musk: Tesla, SpaceX y la búsqueda de un futuro fantástico, contó a NPR que “todos lo quisieron convencer de que no la nombrara así, pero realmente le gustó”. Tanto que, en 2017, recompró el dominio X.com a PayPal, asegurando que tiene “un gran valor sentimental”.

Por su parte, Tim Higgins, autor de Power Play: Tesla, Elon Musk y la apuesta del siglo, afirmó que “la X marca el punto en muchos sentidos para Elon Musk”.

Algo que, en efecto, se puede ver en otras de sus apuestas, como sucede con SpaceX o con el Modelo X de Tesla.