Verstappen y Red Bull reinan en Azerbaiyán; Ferrari se aleja en el Mundial

0
57

El vigente campeón de la Fórmula 1, el neerlandés Max Verstappen, de Red Bull, se quedó con el Gran Premio de Azerbaiyán. Su compañero, el mexicano Checo Pérez, entró de segundo.

Sergio Pérez tomó el primer lugar en la arrancada del Gran Premio de Azerbaiyán al sorprender a Charles Leclerc, Ferrari, en un ataque por el interior tan pronto como los semáforos se apagaron.

Verstappen inició un ataque sobre Leclerc dejando que Pérez se escapara a más de un segundo del Ferrari.

Pero el equipo italiano tuvo un cambio de estrategia cuando se presentó el primer Virtual Safety Car cortesía del abandono, por un falle mecánico, del Ferrari de Carlos Sainz. Esto fue aprovechado rápidamente por Leclerc quien cambió del neumático medio al duro, un movimiento que siguió gran parte de la parrilla, menos los Red Bull que no reaccionaron a tiempo, un movimiento que lo sentenció a la tercera posición cuando por fin fue a los boxes.

“Por desgracia, nos perdimos la parada bajo el coche de seguridad virtual por un error de comunicación. Y una vez que quisimos eso, fue un poco tarde. Tuvimos un poco de mala suerte, porque eso nos habría hecho ganar la carrera cuando éramos líderes”, expresó el piloto de Red Bull Racing.

Cuando la carrera reinició, Verstappen superó a Pérez con el uso del DRS. “En el reinicio, creo que tenía demasiados grados en el neumático medio y es algo que tenemos que entender lo que pasó allí, porque ciertamente Max era mucho más fuerte hoy en ese stint medio, así que hay muchas cosas que tenemos que revisar, pero el segundo lugar sigue siendo muy bueno para el equipo”.

Pérez fue a los pits en la vuelta 17, pero su detención resultó lenta con 5.7 segundos en el cambio de medio a duro. Un giro después lo hizo Verstappen y se mantuvo por delante del mexicano dejando a Leclerc en la cima con 12 segundos de ventaja sobre el campeón del mundo.

Sergio Pérez, Red Bull Racing RB18, Charles Leclerc, Ferrari F1-75

Photo by: Mark Sutton / Motorsport Images

Durante ese momento, Checo Pérez recibió la instrucción de no entrar en duelo con Verstappen dadas las dos posiciones que ocupaban los Red Bull y el abandono de Ferrari, lo que suponía una importante suma de puntos, un mensaje que Pérez entendió y respetó.

“Creo que fue la decisión correcta del equipo porque en ese momento Max estaba un poco más adelante y fue un buen resultado del equipo. En este lugar, cualquier cosa puede suceder. Así que al final del día, nos las arreglamos para hacer un 1-2 por lo que es un gran resultado del equipo”.