Salud Pública vigila entradas internacionales a RD ante viruela del mono

0
62

El Ministerio de Salud Pública informó este miércoles de que mantiene activa la vigilancia en puertos, aeropuertos y puntos de entrada internacionales al país frente a la viruela del mono, aunque hasta el momento no hay reporte de casos sospechosos en el país.

Próximamente, las autoridades sanitarias dispondrán del protocolo preventivo a seguir en caso de que se notifique la enfermedad, ante la cual se emitió una alerta epidemiológica preventiva el pasado sábado, teniendo en cuenta que el virus circula por Estados Unidos, principal emisor de turistas a la República Dominicana.

Según indicó en rueda de prensa el director de Epidemiología, Ronald Skewes, la alerta preventiva “se activa inmediatamente” si existe una amenaza de cualquier enfermedad conforme a lo establecido en el reglamento sanitario internacional y otras normas sanitarias y “se establecen los protocolos necesarios para advertir cualquier evento”.

El dermatólogo Víctor Pou Soares destacó que las personas que están vacunadas contra la viruela tradicional están protegidas en un 85 % contra esta modalidad de la viruela símica, enfermedad que es menos transmisible.

“Lavacunación antivariólica previa ha resultado también muy eficaz para prevenir la viruela símica.No hay un tratamiento específico, pero existen vacunas para tratar la enfermedad”, indicó el médico, que rehusó facilitar el nombre del fármaco para evitar que las personas se automediquen.

En caso de que una persona desarrolle el virus “debe mantenerse en aislamiento por un periodo de 21 días”, afirmó Pou Soares.

La viruela símica es una zoonosis viral, es decir, una enfermedad provocada por virus transmitido de los animales a las personas, que produce síntomas parecidos a los que se observaban en los pacientes de viruela en el pasado, aunque algo más leves, como fiebre, dolor de cabeza, muscular y de espalda, escalofríos y agotamiento.

Con frecuencia hay inflamación de los ganglios y una erupción cutánea que comienza en la cara y se extiende a otras partes del cuerpo, principalmente manos y pies.