Rusia amenaza a Finlandia y Suecia con armas nucleares si ingresan en la OTAN

0
170

El expresidente, antiguo jefe del Gobierno y actual vicepresidente del Consejo de Seguridad ruso, Dmitri Medvédev, ha afirmado que, si Finlandia y Suecia se unen a la OTAN, habrá que olvidar el estatus no nuclear de la región del Báltico. Aseguró a través de su canal de Telegram que si los dos países escandinavos se integran en el bloque atlántico «las fronteras terrestres de la OTAN con la Federación Rusa duplicarán con creces su longitud. Naturalmente, la defensa de estas fronteras deberá fortalecerse».

«Habrá que reforzar seriamente las fuerzas terrestres, los sistemas de defensa aérea y aumentar la presencia de nuestra Marina en el Golfo de Finlandia», advirtió Medvédev y subrayó que, en tal caso, «no podrá mantenerse el actual estatus no nuclear de la región del Báltico, ya que habría que restablecer el equilibrio de fuerzas».

Según sus palabras, «hasta hoy, Rusia no ha tomado tales medidas y no pensaba tomarlas», pero serán aplicadas, si Estocolmo y Helsinki «no recapacitan». Medvédev dijo también que con Suecia y Finlandia en la OTAN «Rusia tendrá más adversarios registrados oficialmente» y negó que la causa de que estos países contemplen su posible adhesión a la Alianza tenga que ver con lo que está sucediendo en Ucrania. A su juicio, «no tenemos disputas territoriales con estos países, como sí tenemos con Ucrania».

Subrayó también el hecho de que la gente en Suecia y Finlandia está al respecto «dividida aproximadamente por la mitad (…) nadie en su sano juicio quiere que aumenten los precios, los impuestos, las tensiones a lo largo de las frontera, misiles Iskander hipersónicos y barcos con armas nucleares literalmente a tiro de piedra de sus propias casas».

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, se refirió también al asunto y recordó que el presidente Vladímir Putin «ordenó al Ministerio de Defensa que presente propuestas para fortalecer nuestro flanco occidental en el contexto del aumento del potencial militar de la OTAN cerca de nuestras fronteras». Ya el pasado lunes, Peskov deploró que «la OTAN no es un bloque militar que garantiza la paz y la estabilidad. Su expansion, seguramente, no proporcionará una seguridad adicional al continente europeo».