Puerto Rico recibirá una cantidad “histórica” de lluvia con el paso de Fiona

0
72

Pese al aumento en el nivel de alerta sobre Puerto Rico, una vez oficializado el aviso de huracán ante la inminente entrada de la tormenta Fiona, las autoridades gubernamentales insistieron que será la acumulación de agua de lluvia la principal preocupación a lo largo de las próximas 48 horas.

Al menos seis pulgadas de lluvia se esperan para todos los rincones de Puerto Rico, con zonas que pudieran recibir hasta 20 pulgadas en los próximos tres días, particularmente a lo largo de la costa sur y el área este de la isla grande.

“La cantidad de lluvia que esperamos compara con la lluvia que recibió Puerto Rico con el huracán Hortensia en 1996″, advirtió el gobernador Pedro Pierluisi en una rueda de prensa desde el Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres.

Ernesto Morales, del Servicio Nacional de Meteorología (SNM), aceptó que el desarrollo del sistema tropical ha confirmado los pronósticos más pesimistas.

“Como mencionamos ayer, nos preocupaba mucho cuando el sistema entrara a la cuenca del Caribe, ya que iba a interactuar con aguas más calientes. Los vientos cortantes que limitaban su desarrollo se han ido (reduciendo), ya no tenemos vientos cortantes que limiten su desarrollo”, sostuvo el experto.Play Video

Deborah Martorell: emiten aviso de huracán para Puerto Rico por la tormenta Fiona

La meteoróloga explica los cambios en la trayectoria y la posibilidad de que el sistema atmosférico se fortalezca con vientos de hasta 75 mph.

La trayectoria, asimismo, ha girado levemente hacia el norte. Mientras ayer se esperaba que el centro de Fiona pasara a unas 35 millas de Cabo Rojo, ahora se espera que el ciclón haga contacto directo con la región suroeste del país, con la posibilidad de que sea con vientos sostenidos de huracán categoría 1. Esto implicaría vientos de, al menos 74 millas por hora (mph). Actualmente, los vientos sostenidos rondan las 60 mph.

La velocidad de traslación, en tanto, se había reducido de 15 mph a cerca de 8 mph, por lo que los efectos del sistema tropical deberán sentirse por mayor tiempo.

“Si ven los valores que tenemos en ese mapa (de acumulación de lluvias), vamos a estar bajo el campo de humedad por más tiempo. Vemos que sectores pudieran estar recibiendo de 15 a 20 pulgadas. Esto va a ser un evento significativo de lluvia. No estamos quitándole peligro al viento, pero estamos preparándonos para un evento histórico en términos de lluvia”, indicó Morales.

El primer ejecutivo y Nino Correa, comisionado del Nmead, reiteraron el llamado a que las personas no salgan de sus hogares a partir del mediodía de hoy, o que se muevan a refugios o casas de amigos o familiares en caso de que residan en lugares propensos a inundaciones o deslizamientos de terreno.

El gobierno cuenta con 365 refugios certificados con capacidad para casi 75,000 personas, y poco antes del mediodía los alcaldes de 23 municipios habían solicitado la apertura de 33 de estos centros. Al momento de la publicación, se indicó que había unas tres personas albergadas en los refugios, cifra que debía aumentar considerablemente en la tarde.Play Video

Impactantes eventos de relámpagos al interior de la tormenta tropical Fiona

Un avión cazahuracanes sobrevoló el ciclón durante la medianoche, mientras el centro de circulación entraba sobre aguas del mar Caribe, donde comenzó a fortalecerse

Se anticipa que la tormenta ubique directamente al sur de Puerto Rico a las 2:00 de la madrugada del domingo, mientras que haría contacto con el área de Cabo Rojo a las 2:00 p.m. de mañana.

Los efectos se continuarían sintiendo a lo largo del domingo, por lo que Pierluisi reconoció que, con toda probabilidad, sea necesario suspender las labores de los empleados públicos –con excepción de los trabajadores esenciales para la emergencia–, así como las labores educativas el próximo lunes.

Desde hoy a las 6:00 p.m., en tanto, entrará en vigor la Ley Seca, mientras que el gobernador instó a los patronos privados a permitir que sus empleados salgan temprano hacia sus hogares.

Ábner Gómez, jefe de seguridad externa de LUMA Energy, precisó que las brigadas del consorcio continuarán atendiendo averías en tanto “el tiempo (clima) lo permita”. Durante la rueda de prensa, el servicio eléctrico en el Nmead se interrumpió por unos 10 segundos, antes que entraran en funciones los generadores de emergencia.

La presidenta ejecutiva de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, Doriel Pagán, mencionó que la corporación pública ya ha descargado preventivamente las represas de Carraízo y La Plata, acción que se prevé continúe ejecutando a lo largo de la emergencia.

Orlando Olivera, coordinador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) en Puerto Rico y las Islas Vírgenes, señaló que la dependencia no movilizará mayor personal al archipiélago en respuesta al aviso de huracán que se emitió en el boletín de las 11:00 a.m. del Centro Nacional de Huracanes.

“Actualmente ya tenemos personal preposicionado en nuestra facilidad de operaciones y que está destacada precisamente para atender esta emergencia. De ser necesario y (la situación) lo amerita, estaríamos trayendo más personal”, dijo el oficial federal.

Puerto Rico, actualmente cuenta con acceso a una reserva presupuestaria de emergencia de $550 millones. El gobernador, quien más temprano en el día emitió una orden ejecutiva para declarar una emergencia estatal, aseguró que el gobierno está listo para solicitar al presidente Joe Biden una declaración de desastre ante los daños que se anticipan.

Asimismo, Pierluisi nombró al secretario del Departamento de Seguridad Pública, Alexis Torres, como oficial de coordinación estatal durante la emergencia atmosférica.