Presentan cargos a sospechoso de tiroteo en metro de NY

0
72

NUEVA YORK (AP) — Un jurado investigador federal presentó cargos contra un hombre sospechoso de haber disparado contra un tren del metro de Nueva York el mes pasado, un ataque que hirió a 10 personas y puso en jaque a una ciudad que ya experimentaba un aumento de delitos violentos.

El viernes, el jurado acusó a Frank James, de 62 años, de cometer un atentado terrorista o cualquier otro acto de violencia contra un sistema de transporte masivo, y de disparar un arma de fuego durante un delito violento.

Los dos cargos conllevan una pena máxima de cadena perpetua. El delito de posesión de armas tiene una condena mínima obligatoria de 10 años.

James fue detenido el 13 de abril, casi 30 horas después que, según las autoridades, condujera desde Filadelfia y soltara bombas de humo y disparara decenas de balas en un tren lleno de pasajeros matutinos que se acercaba a una estación de Brooklyn.

Las edades de las víctimas del tiroteo oscilaban entre los 16 y los 60 años; se espera que todas sobrevivan.

Según las autoridades, la tarjeta bancaria de James, su celular y la llave de una furgoneta que había alquilado fueron encontrados en el lugar del ataque. Además, la policía halló la pistola utilizada en el tiroteo y la vinculó a James.

James se encuentra encarcelado sin derecho a fianza. Según la fiscalía del distrito este de Nueva York, aún no se ha programado una comparecencia.

El abogado que representaba a James en el momento de su detención advirtió que no había que apresurarse a juzgarlo y señaló que James reveló su ubicación a la policía.

​​James fue arrestado en East Village de Manhattan después que avisara a una línea de información para indicar que se hallaba en un restaurante de comida rápida de esa zona de la ciudad.

El móvil del ataque no está claro.

A lo largo de los numerosos comentarios que publicó en YouTube, James, que es negro, lanzó declaraciones intolerantes sobre personas de diversos orígenes, arremetió contra el alcalde de Nueva York, Eric Adams, y se quejó de la atención sanitaria mental que recibió durante años en la ciudad.