Norcorea demuele hotel que fue símbolo intercoreano

0
67

SEÚL, Corea del Sur (AP) — Corea del Norte está demoliendo un hotel propiedad de Corea del Sur en un centro turístico norcoreano que fue uno de los últimos símbolos de las relaciones intercoreanas, según funcionarios en Seúl que pidieron que el Norte suspenda la destrucción “unilateral”.

Corea del Sur construyó decenas de instalaciones en el centro Diamond Mountain de Corea del Norte para recibir a sus turistas durante un periodo de acercamiento entre ambos rivales en la década de 1990. Sin embargo, el líder norcoreano Kim Jon Un dijo en 2019 que las instalaciones surcoreanas estaban “desgastadas” y ordenó que fueran destruidas luego de meses de frustración por la indisposición de Seúl de desafiar las sanciones dirigidas por Estados Unidos que evitaron la reanudación de los tours.

El Norte pospuso la demolición en 2020 como parte de sus medidas rigurosas para prevenir los contagios de COVID-19.

El Ministerio de Unificación de Corea del Sur, que gestiona los asuntos intercoreanos, dijo el viernes que Corea del Norte procedería con la demolición del hotel Haegumgang. El hotel flotante, atracado en una zona costera del centro turístico, fue una propiedad importante entre las decenas de instalaciones que Corea del Sur estableció para dar servicio a los tours en Diamond Mountain, que comenzaron en 1998.

El portavoz del Ministerio de Unificación, Cha Deok-cheol, afirmó que no estaba claro si el Norte también destruiría otras instalaciones en el lugar. Agregó que Seúl “lamenta mucho el desmantelamiento unilateral de Corea del Norte” del hotel y exhortó al Norte a conversar para resolver los desacuerdos sobre las instalaciones surcoreanas en el sitio.

Según imágenes de satélites comerciales, se ve que el trabajo de demolición comenzó hace semanas.

Cha dijo que Seúl usó canales de comunicación intercoreanos para exigir una explicación y conversaciones sobre el asunto, pero que el Norte ha ignorado la propuesta.

La demolición se desarrolla en momentos en que aumentan las tensiones debido al reciente lanzamiento de misiles. El 24 de marzo, Corea del Norte realizó su primera prueba de misiles balísticos intercontinentales desde 2017, en un momento en que Kim revive la política arriesgada con el objetivo de obligar a Estados Unidos y otros rivales a aceptar al Norte como una potencia nuclear y eliminar las sanciones.