Medio Ambiente plantea soluciones a la problemática medioambiental de la provincia Samaná

0
67

El ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales realizó este sábado un recorrido por la provincia Samaná, con el objetivo de verificar e implementar una serie de medidas para garantizar la conservación de las reservas medioambientales de esta demarcación ubicada en la región noreste del país.

Durante su visita, Orlando Jorge Mera visitó el Parque Nacional Manglares del Bajo Yuna, donde se comprometió al levantamiento de dos puestos de vigilancia para fortalecer las labores de seguridad, así como al mantenimiento del vivero de mangles y dragos, ubicado en el Caño Cangrejo, de esta área protegida

Asimismo, el ministro se reunió con los representantes de la Asociación de Propietarios de Playa Bonita, en Las Terrenas y otros líderes de la comunidad, quienes expresaron que para los futuros proyectos turísticos se respeten las normas ambientales y de turismo para mantener este destino dentro de un desarrollo armónico con el medioambiente.

Orlando Jorge Mera se comprometió con los mismos para instalar una oficina municipal de Medio Ambiente en Las Terrenas, que ayudará a garantizar el cumplimiento de las normas medioambientales.

Otras de las inquietudes planteadas al titular de Medio Ambiente por la Asociación de Propietarios de Playa Bonita fue el problema de la contaminación sónica en Las Terrenas. Para solucionar este inconveniente el ministro propuso la creación de zonas de tolerancia donde se permita realizar actividades festivas en lugares en los que el ruido no represente una molestia para la comunidad.

En la reunión se trató también el manejo de los desechos en Las Terrenas y toda la provincia Samaná, el cual será abordado de acuerdo con lo que establece la Ley General de Gestión Integral y Coprocesamiento de Residuos Sólidos 225-20, que faculta al Ministerio de Medio Ambiente a regular este tema.

El ministro subrayó que en Las Terrenas este problema será solucionado de manera definitiva con el cierre del vertedero actual, que funcionaría como una estación de transferencia, y la instalación de un relleno sanitario.

Los Manglares del Bajo Yuna son un sitio de relevancia mundial reconocido por las Naciones Unidas en la Convención sobre los Humedales, llamada la Convención de Ramsar, según el cual se llevan a cabo esfuerzos de conservación en el país por un ambiente sostenible. Este tratado intergubernamental, que ofrece el marco para la conservación y el uso racional de los humedales y sus recursos en todo el mundo, se adoptó en la ciudad iraní de Ramsar en 1971 y entró en vigor en 1975. Desde entonces, casi el 90% de los Estados miembros de las Naciones Unidas, de todas las regiones geográficas del planeta, se ha adherido al tratado, incluida la República Dominicana.