Los últimos chats del tirador antes de cometer la masacre en escuela en Texas

0
68

La usuaria de Instagram @epnupues, cuyo nombre real se desconoce, compartió las imágenes de una conversación que mantuvo con el tirador Salvador Ramos, de 18 años, quien le escribió con el perfil @salv_8dor_. La primera interacción entre ambos fue el pasado 12 de mayo y el intercambio terminó en los instantes previos a la tragedia de Uvalde.

Sin conocerla aún, Ramos la etiquetó en una historia en la que mostraba las dos armas AR-15 con las que presuntamente ayer inició el tiroteo en la Escuela Robb Elementary. “¿Vas a repostear las fotos de armas que subí?”, le preguntó a la chica, a lo que ella contestó: “¿Qué tienen que ver tus armas conmigo?”.

“Solo quería etiquetarte. Deberías estar agradecida”, sentenció el joven. El lunes -un día antes de la masacre-, Salvador la contactó nuevamente. “Estoy a punto de…”, escribió el pistolero. “¿A punto de qué?”, le contestó la chica, que recibió la siguiente respuesta: “Te diré antes”.

Finalmente, el martes a las 7 de la mañana, la usuaria recibió un último texto del tirador. “Te voy a escribir en una hora, pero tenés que responder. Es un secretito y te lo voy a contar. Ahora voy a salir a tomar aire”, redactó. Dos horas después, Salvador llevó adelante el crimen.

Poco después de que la noticia cobrara importancia nacional e internacional, la joven aclaró: “Él era un desconocido. No sabía nada de él. Decidió etiquetarme en una foto de sus armas. Lo siento por las víctimas y sus familias. Realmente no sé qué decir”.

Y acotó: “La única razón por la que le respondí fue porque le temía. Hubiese deseado haberme mantenido despierta para convencerlo de no cometer ese crimen. No lo sé. Ya me contacté con la Policía y les di toda la información que recolecté al respecto. Quiero enviarle mis condolencias a quienes murieron hoy”.

La versión de las autoridades

Según confirmó el gobernador de Texas, Greg Abbott, en una conferencia de prensa, el joven alumno de la Escuela Secundaria Uvalde ingresó en el establecimiento y comenzó a disparar. “Se cree que abandonó su vehículo e ingresó al colegio primario en Uvalde con un arma y un rifle”, señaló el mandatario de Texas ayer, después de que Ramos asesinara a 21 personas: 19 alumnos y dos docentes.

“Disparó y mató horriblemente, incomprensiblemente”, precisó el mandatario. Antes del hecho, el adolescente le habría disparado también a su abuela.

El tirador, que tenía ciudadanía estadounidense y trabajaba en Wendy’s -una reconocida cadena de comida rápida-, fue abatido por la Policía. Anoche, el jefe de esa fuerza Pete Arredondo confirmó que ya no había otros sospechosos en este caso.