La economía dominicana registra una “moderación” en el último trimestre

0
40

La economía de República Dominicana refleja una “moderación” en los últimos meses del año con relación a los primeros tres trimestres debido, principalmente, a la desaceleración de la inversión a causa de los altos costos de las materias primas y los materiales de construcción.

El Banco Central (emisor) informó este martes que el indicador mensual de actividad económica (IMAE) registró un crecimiento acumulado de 5,0 % entre enero-noviembre, al comparar con el mismo período del año anterior, luego de incorporar las variaciones interanuales de 3,8 % en octubre y 2,9 % en noviembre pasados.

“La tendencia evidenciada por la economía dominicana en el transcurso del año refleja una moderación de su ritmo de crecimiento durante los meses recientes, ya que en los tres primeros trimestres del año se registraron aumentos de 6,1 %, 5,1 % y 5,0 %, respectivamente, precisó el organismo en un documento.

Sin embargo, el departamento mantiene su pronóstico de que la expansión del producto interior bruto (PIB) real se ubicará en torno al 5,0 % al finalizar el año, mientras que el PIB nominal se espera que alcance los 113.000 millones de dólares, lo que contribuiría a que la deuda del sector público consolidado finalice en 2022 por debajo de 60 % como proporción del PIB.

El organismo regular destacó la “reciente mejoría” en la calificación de riesgo crediticio soberano de BB- a BB por parte de Standard & Poor’s Global Ratings, “reflejando el clima de estabilidad del país respaldado en la consolidación de la recuperación económica”, así como expectativas favorables respecto al desempeño del PIB y la continuidad de políticas oportunas en el mediano plazo.

El banco atribuye esto a los “fuertes fundamentos macroeconómicos” de la República Dominicana, así como su “capacidad de resiliencia” para hacer frente al actual contexto internacional adverso donde prevalecen factores de riesgo, destacándose la desaceleración del crecimiento económico mundial y la postura monetaria restrictiva en la mayoría de los países para controlar las presiones inflacionarias.

Al analizar el comportamiento sectorial de enero-noviembre de 2022, la institución destacó la “importante incidencia” de las actividades de servicios en su conjunto, las cuales constituyen aproximadamente el 60, 0 % del total de la economía y presentan una variación interanual de 6,6 % en el referido período.

Entre los sectores que lo componen, cabe resaltar el desempeño de hoteles, bares y restaurantes, con un 25,2 %, salud (11,0 %), otras actividades de servicios (8,3 %), administración pública (7,8 %), transporte y almacenamiento (6,7 %), servicios financieros (5,6 %) y comercio (5,5 %).

La agropecuaria registró un crecimiento de 5,0 %, la actividad de zonas francas creció 5,9 %, la manufactura local 2,6 % y la construcción 0.6 %, afirmó el documento.

El resultado del sector hoteles, bares y restaurantes estuvo impulsado fundamentalmente por la demanda externa de los servicios turísticos que ofrece el país, reflejado en la llegada de pasajeros no residentes la cual mantuvo su dinamismo en el mes de noviembre, al recibir 571.380 turistas y acumulando 6.4 millones de visitantes en los primeros 11 meses.

Si a esto se añaden los 1,1 millones de excursionistas que arribaron en los cruceros por los distintos puertos del país, el total de visitantes fue de 7,5 millones entre enero y noviembre.

Al incluir las estimaciones correspondientes al mes de diciembre, se espera que el total de visitantes al país se ubique en 8.4 millones, de los cuales 7, millones corresponderían a turistas vía aérea y 1,2 millones a cruceristas, lo que aportaría unos 8,670.7 millones de dolares en ingresos por turismo en 2022.

EFE