España: La explosión de casos de Covid reaviva las recomendaciones superadas de la pandemia

0
174

l día en el que comenzaba la operación salida del verano, este viernes, se volvía también a poner el contador a cero con el coronavirus. Si en Navidad fue Ómicron quien se sentó en las mesas de tantos españoles, el compañero de viaje estival son sus nuevas mutaciones, la BA.4 y BA.5, mucho más contagiosas que sus antecesoras y con mayor escape inmune. Los propios consejeros autonómicos de Sanidad pedían a los mas vulnerables que volvieran a utilizar la mascarilla a principios de semana, y este viernes hizo lo mismo la ministra del ramo.

En un acto en Santander, la responsable del ministerio, Carolina Darias, recomendó, mascarilla sobre boca y nariz -eso sí, dentro de un hospital, donde aún es obligatorio utilizarla-, desempolvar la que en otro momento de la pandemia fue la prenda estrella.

Más tarde, en un acto en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (en el interior), apareció ya a cara descubierta.

Incidencia Acumulada (IA) últimos

14 días en mayores de 60 años

Casos por 100.000 habitantes

1.126,27

965,26

1.041,15

1.589,38

811,28

MEDIA

996,25

937,95

1.060,65

1.033,70

982,41

1.650,96

715,29

1.267,79

1.167,24

1.346,22

364,70

770,91

1.233,36

948,87

939,23

Camas ocupadas por casos Covid

En porcentaje

TOTAL

UCI

Fuente: Ministerio de Sanidad / ABC

Durante el día de ayer, y para corroborar la alerta de la ministra, el informe de contagios de Sanidad confirmó los presagios. La incidencia acumulada de casos de coronavirus en mayores de 60 años continúa creciendo y el viernes rozó los mil casos: 996 españoles de cada cien mil han tenido coronavirus en los últimos 14 días. Este incremento de más de 150 puntos respecto al informe anterior del ministerio, emitido el martes y de 241 en una semana, justifica la decisión del departamento de Darias de volver a recomendar a la población en general protegerse, pero además, vacunarse para quien no lo haya hecho aún.

Proteger a vulnerables

Por grupos de edad, la mayor incidencia sigue recayendo en los octogenarios, cuya tasa se eleva hasta los 1.291 casos por cada cien mil habitantes. En Madrid alcanzan los 2.246 casos, y se convierte en la comunidad autónoma con más positivos en este grupo. Tan solo en cuatro regiones este indicador es inferior a los mil casos para los mayores de 80 años. Por detrás y a nivel nacional, los septuagenarios sufren 1.080 casos.

La actualización del informe también deja malas noticias en los hospitales. El aumento de positivos ya se palpa en ellos, donde 10.249 personas necesitan atención debido al Covid-19. Son 696 enfermos más en apenas tres días, que elevan la presión hospitalaria hasta el 8,37% (medio punto más que el martes). En las UCI, aunque los pacientes continúan estables (solo 16 personas más que el martes se encuentran allí ingresadas), la ocupación sobrepasa el umbral del 5%, un nivel que no superaba desde el pasado 29 de marzo. España vuelve así al nivel de riesgo bajo en cuanto a la ocupación UCI, según el ‘semáforo’ acordado entre Sanidad y las comunidades.

Al igual que el día anterior, la ministra pidió «prudencia» de cara al verano. Pero además de recomendar el uso de la mascarilla ante la explosión de casos de coronavirus, hizo un llamamiento a ponerse la dosis de refuerzo a quien aún no la tenga, especialmente los menores de 50 años. Según dijo, mientras, están a la espera de lo que la Ponencia de Vacunas determine sobre la cuarta dosis y «cuándo» conviene inocularla. El 92,5% de los mayores de 70 años ya han recibido la dosis de refuerzo de la vacuna contra el coronavirus, pero quedan aún más de medio millón de personas mayores por recibir el que sería el tercer pinchazo.

En principio, la Comisión de Salud Pública ya autorizó el refuerzo para mayores de 80 años, pero la intención de Sanidad es esperar hasta que lleguen las vacunas de nueva generación, adaptadas a las variantes actuales. Según sus propios cálculos, podría llegar tras el verano.

Cuarta dosis, cuanto antes

Desde las comunidades autónomas, para combatir la situación y evitar que el aumento de casos impacte en la población más vulnerable, siguen demandando a Sanidad que la decisión llegue cuanto antes. La Generalitat reclamó el viernes a la Comisión de Salud Pública que revise los criterios de vacunación, que son competencia exclusiva del Gobierno, y que se adelante la cuarta dosis en personas de edad avanzada y en residencias sin esperar hasta otoño.

El consejero catalán de Salud, Josep Maria Argimon, explicó que la secretaria de Salud Pública de la Generalitat, Carmen Cabezas, elevó el pasado miércoles la petición ante el órgano estatal y subrayó la necesidad de avanzar la inmunización para frenar el impacto de este nuevo envite del virus. Allí las camas están ocupadas al 10,82%, y las UCI sufren una presión del 9,75%.

El pasado lunes, la presidenta del Comité Científico Asesor de la Consejería de Salud en materia de Covid, Magda Campins, dio por hecho que Cataluña está inmersa en la séptima ola y cifró en hasta un 75 por ciento los contagios no contabilizados en la comunidad. «Epidemiológicamente decimos que hay una ola epidémica cuando hay un aumento estadísticamente significativo del número de casos. En estos momentos este incremento lo tenemos y es significativo respecto al de semanas anteriores», explicó la asesora del Govern en una entrevista radiofónica. Campins destacó la importancia de empezar a inocular la cuarta dosis de la vacuna a las personas mayores y en las residencias.

En este sentido, señaló que las vacunas disponibles son muy eficaces para prevenir las formas más graves de la enfermedad, si bien tienen menos efecto para prevenir la infección, y recordó que hace ya ocho meses de la inoculación de la tercera dosis.