El Pentágono cree que Rusia «reposiciona, no retira» sus tropas

0
71

El Pentágono ha recibido con mucha cautela el anuncio de Rusia de la reducción de forma drástica de sus operaciones militares en Kiev, la capital de Ucrania, y en Chernígov, una ciudad cercana, también en el norte del país. El portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, confirmó que se han visto la retirada de «pequeñas cantidades» de tropas. «Pero creemos que es un reposicionamiento, no una retirada real», advirtió. «Y todos debemos estar preparado para que se produzca una gran ofensiva contra otras áreas de Ucrania», añadió con referencia específica al Dombás, donde el ejército ruso apunta a concentrar sus ataques. Es la región del este de Ucrania que tiene zonas controladas por los separatistas prorrusos desde 2014 y que Vladimir Putin utilizó como justificación para la invasión.

«Nadie se debe llevar a engaño por el anuncio del Kremlin de que de un momento para otro reducirá sus ataques sobre Kiev, o cualquier otra información sobre que vaya a retirar todas sus tropas», dijo Kirby en rueda de prensa.

En opinión del Pentágono, la estrategia militar inicial de Vladimir Putin ha fracasado. El objetivo era una campaña rápida, que tomara algunas de las principales ciudades del país y acabara con el derrocamiento del Gobierno de Volodimir Zelenski y la instauración de un gobernante títere. La guerra, sin embargo, está a punto de llegar a las cinco semanas y la resistencia ucraniana ha conseguido retener el control de Kiev y, a duras penas, otras ciudades importantes, como Járkov, Mariupol o Mikolaiv.

Pero los militares estadounidenses no ven el anuncio del Kremlin como una renuncia a esos objetivos, sino como un cambio de estrategia, ante los problemas para avanzar en el frente del norte -en ciudades como Kiev, Chernigov o Járkov-, entre la respuesta feroz de los ucranianos y las dificultades de suministro con las que se han encontrado los rusos.

«Los objetivos de Putin van mucho más allá del Dombás», dijo Kirby. «El anuncio del Ministerio de Defensa ruso podría ser un esfuerzo por cambiar las reglas de juego, moderando los objetivos inmediatos de Rusia y vendiendo la falta actual de avances como parte de los próximos pasos», defendió.

El portavoz insistió en que ni el anuncio ruso ni la detección de movimientos de sus tropas implica que Kiev o el resto del país, fuera del Dombás y del frente del sur, estén fuera de peligro: «El ejército ruso puede seguir infligiendo ataques brutales y masivos contra el país, Kiev incluida».