Artemis I, el cohete con el que la NASA volverá a la Luna a fines de agosto

0
84

Estamos prácticamente a la vuelta de la esquina de vivir uno de los momentos más especiales de la industria aeroespacial: la vuelta a la Luna de la mano de la misión Artemis I. Una misión no tripulada que tiene una ventana de lanzamiento prevista presumiblemente para el 29 de agosto si todo va bien, y el cohete que se usará para la misión, el SLS que llevará la nave Orion ya están en la plataforma de lanzamiento 39B.

Tanto el cohete como la nave ya han salido del edificio de ensamblaje de vehículos (VAB) del Centro Espacial Kennedy en Florida, directos a la plataforma de lanzamiento que permitirá llevar a cabo la misión. El viaje, de 10 horas de duración, ha posicionado tanto el cohete como la nave Orion en la plataforma gracias al transporte de orugas de la NASA a lo largo de 6,4 kilómetros.
Este transportador o crawler transporter está conformado por un par de vehículos oruga que se usan precisamente para el transporte de naves espaciales desde el edificio de ensamblaje VAB hasta el complejo de lanzamiento 39, a la plataforma de lanzamiento. Pesa 2.721 toneladas y montan una plataforma rectangular de 40 x 35 metros. Alcanzan una velocidad máxima de 1,6 kilómetros por hora.

Hacia la plataforma de lanzamiento

Estos transportes se llevan usando más de 50 años en el Centro Espacial Kennedy. Se comenzaron a usar en 1965 por primera vez, y cada uno de estos vehículos pueden transportar cargas de hasta 8,2 millones de kilos, o lo que es lo mismo según la nasa, más de 20 aviones 777 completamente cargados.

El viaje duró más de 10 horas y se retrasó apenas una hora a la plataforma de lanzamiento 39B.

Actualmente en la cápsula Orion no hay humanos a bordo. Está equipada con maniquíes que integran sensores para medir los niveles de radiación que las futuras tripulaciones de misiones Artemis posteriores tendrán que soportar en sus viajes a la Luna. También incluyen cargas útiles de equipo científico y dispositivos CubeSats que se desplegarán en la travesía.

La ventana de lanzamiento del 29 de agosto es la primera en la lista, pero la NASA también ha designado el 2 y el 5 de septiembre como fechas de lanzamiento posibles. La misión no tripulada llevará la Orion a una órbita retrógrada distante alrededor de la Luna, en un viaje de 2,1 millones de kilómetros durante 42 días que concluirán con el amerizaje de la nave en el océano Pacífico, frente a la costa de San Diego el próximo 10 de octubre.

En el asiento del comandante estará el primer maniquí, que recopilará datos y junto a él habrá otros dos en los asientos colindantes, con tejidos y materiales que imitan los órganos, huesos y tejidos blandos de una mujer. Los maniquíes que se encuentran en la Orion incluyen más de 5.600 sensores y 34 detectores de radiación para medir la exposición a la radiación durante el vuelo espacial.

El maniquí comandante, además, usará el traje Orion Crew Survival System, diseñado para que los astronautas de Artemis los usen durante los lanzamientos y reingresos a la Tierra.